Resultados de Laboratorio

 

Padecimientos

Acidez estomacal, lo que debes saber


Indigestión, pirosis o acidez estomacal son algunos de los términos empleados para describir esta molestia gastrointestinal que puede causar lesiones en el esófago, si se produce de manera recurrente y no se trata adecuadamente. 

Causas

La mucosa que recubre el estómago está protegida contra los efectos de los jugos gástricos que participan en el proceso digestivo, pero algunos factores como el alcohol, las comidas grasosas, la cafeína, algunos medicamentos y el estrés pueden destruir esta defensa. 

Las molestias de la acidez estomacal generalmente se relacionan con la alimentación y la postura de una persona, aunque también puede presentarse con los síntomas del reflujo gastroesofágico.

No obstante, existen otros factores que también pueden contribuir: el sobrepeso y el embarazo. Asimismo, las personas que fuman tienen mayores probabilidades de presentar esta molestia. El síntoma que caracteriza a la acidez estomacal es la sensación de ardor (una especie de quemazón interior que recorre el aparato digestivo desde el estómago hasta la garganta) y que, además de dolor, puede provocar lesiones en el esófago si no se atiende adecuadamente.

Tratamiento

Su tratamiento se centra en prevenir la producción de ácido del estómago o neutralizarlo; para ello, algunos medicamentos ayudan a reducir la cantidad de ácido producido en el estómago y a prevenir el ardor. Otros neutralizan el pH ácido del estómago y alivian los síntomas rápidamente.

Es común que las personas que padecen acidez recurran a la automedicación con antiácidos, lo que puede resultar peligroso ya que estos pueden tener interacciones con algunos fármacos. Lo recomendable es consultar al médico. Además algunos antiácidos tienen un alto contenido de sal, por lo que las personas con enfermedades cardiovasculares deben usarlos con precaución.

Prevención

En estos casos es importante evitar los alimentos, bebidas y medicamentos que puedan irritar la mucosa del estómago, tales como:

  • Alimentos fritos o muy grasosos
  • Chocolate
  • Menta
  • Alcohol
  • Café
  • Bebidas gaseosas
  • Jugos o frutas cítricas
  • Salsa de tomate
  • Mostaza
  • Algunos medicamentos para combatir el dolor, por ejemplo ácido acetilsalicílico.
  • También es indispensable reducir las porciones de comida, evitar fumar, mantener un peso adecuado, procurar cenar de dos a tres horas antes de acostarse y evitar utilizar ropa muy ajustada, especialmente en la cintura.

    Hospital Angeles
    Health System.



    NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO